18 Apr 2021

Detienen en la frontera a tres hombres por antecedentes de delitos sexuales

September 28, 2020

Texas.- Agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de los Estados Unidos en el Puerto de Entrada de Laredo detuvieron a tres hombres con órdenes de arresto pendientes por delitos sexuales. Los incidentes ocurrieron en acciones de ejecución separadas no relacionadas.

“CBP colabora con agencias de todo el país para llevar ante la justicia a los perpetradores de violencia sexual”, dijo el director interino del puerto, Andrew Douglas, del puerto de entrada de Laredo.

La primera aprehensión ocurrió el domingo 20 de septiembre en el Puente Internacional Juárez-Lincoln. Un oficial de CBP que procesaba el tráfico de vehículos que llegaban de México refirió a Sotero Campos Jr., un ciudadano estadounidense de 20 años, para una inspección secundaria. Después de escoltar al pasajero a la secundaria, la verificación biométrica posterior a través de las bases de datos de las fuerzas del orden confirmó que el sujeto tenía una orden pendiente por agresión sexual agravada de un menor fuera del condado de Live Oak en George West, Texas.

La segunda detención ocurrió ese mismo día, cuando agentes asignados a la estación Eagle Pass arrestaron a Rigoberto Ortiz-Martínez, de 38 años, ciudadano de México, poco después de que ingresara ilegalmente a Estados Unidos. Durante el procesamiento, los agentes descubrieron que Ortiz-Martínez fue condenado por violación de brazo fuerte y delito sexual contra acariciar a niños (libertades indecentes con un niño) en Winston-Salem, Carolina del Norte en 2019 y fue sentenciado a 26 meses de encarcelamiento.

Ortiz-Martínez fue expulsado de los Estados Unidos por última vez en 2017. Desde principios de septiembre, Rio Sector ha arrestado a cinco delincuentes sexuales, todos los cuales habían sido deportados previamente de los Estados Unidos.

Como delincuente convicto, enfrenta un cargo por reingreso después de la deportación, que conlleva una sentencia máxima de hasta 20 años de prisión.

La tercera aprehensión ocurrió el lunes 21 de septiembre en el Puente Internacional Juárez-Lincoln cuando un oficial de CBP refirió a Andrés Epifanio Guillén, un ciudadano estadounidense de 40 años, para una inspección secundaria. Después de acompañar al pasajero a la secundaria, una búsqueda de autenticación biométrica reveló una orden pendiente por agresión sexual: abuso carnal perseguido por el Departamento de Policía de Storm Lake en Iowa.

Se confirmó que ambas órdenes estaban activas. Los oficiales de CBP transportaron a los fugitivos buscados a la cárcel del condado de Webb en Laredo, Texas, para esperar los procedimientos penales.

El Centro Nacional de Información sobre Delitos (NCIC) es una base de datos automatizada centralizada diseñada para compartir información entre los organismos encargados de hacer cumplir la ley, incluidas las órdenes judiciales pendientes para una amplia gama de delitos. Con base en información de NCIC, los oficiales de CBP han realizado arrestos previos de personas buscadas por homicidio, fuga, lavado de dinero, robo, distribución de narcóticos, abuso sexual infantil, fraude, hurto y deserción militar.

Los cargos criminales son meras acusaciones. Los acusados se presumen inocentes a menos que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News