04 Dec 2020

ESTE 03 DE NOVIEMBRE PUEDE CAMBIAR EL RUMBO DEL PAÍS

October 29, 2020

En el proceso electoral del próximo 03 de noviembre no sólo está en juego la elección del próximo presidente de Estados Unidos, sino además de vicepresidente, un tercio del Senado y todos los integrantes de la Cámara de Representantes. Pero más allá de los cargos, está el destino del país, que definirá las políticas públicas de acuerdo al ganador de los comicios.

La carrera, como se acostumbra, será entre los Republicanos y Demócratas. Los primeros encabezados por el presidente actual Donald Trump que busca ampliar su mandato otros cuatro años, encabezando el proyecto conservador que caracteriza a su partido, pero también jalando los votos de los ultraconservadores.

Por el lado de los Demócratas está lo que se considera el ala más liberal y progresista en cuanto a la sensibilidad social.

Ambas posturas pareciera que son irreconciliables, ya sea desde el ámbito de la migración, los programas de salud, la política económica, entre otros aspectos donde marcan diferencias. En ese sentido es que se perfila para decidir el futuro de este país.

Pero la fecha del 03 de noviembre sólo marca un punto determinado en el calendario electoral, ya que desde antes se estuvieron emitiendo los votos correspondientes.

Asimismo a diferencia de otros sistemas electorales, es necesario resaltar que los votos emitidos son para elegir el Colegio Electoral que se encargará de determinar la elección el 14 de diciembre, y se da pie a que el Congreso califique la elección el 05 de enero e iniciar el 20 de enero el nuevo mandato que concluirá en enero de 2025.

Regresando a la polarización de las posturas entre los candidatos más fuertes, está como prueba la realización de los debates. El primero se realizó el 29 de septiembre, donde les faltó autoridad moral al momento de respetar al adversario, con interrupciones, posturas cerradas y demás, que hasta parecía una ceremonia de pesaje de boxeadores o luchadores, que esperan la menor provocación para salir de sus cabales, que en muchos de los casos es considerado como parte del “show”.

En el mismo tono siguió el segundo debate, que se realizó el pasado jueves 22 de octubre, donde siguieron sacando sus cartas, pero ahora sí les cancelaban los micrófonos para que el espectáculo no pareciera una pelea callejera.

Cabe resaltar la suspensión de uno de los debates debido a las ambigüedades que se dieron entre ambos candidatos, donde perdieron la oportunidad de exponer su plataforma política y se redujo el debate a puros dichos.

Cabe resaltar que Trump ha tratado de explotar desde su campaña anterior la xenofobia ya que conoce bien que parte de lo que se considera como su voto duro o base social está impregnada por este sentimiento contra los migrantes, por ello es tan insistente en el tema de la construcción del muro fronterizo con México y las políticas establecidas contra los migrantes presionando a los países del sur.

Precisamente, el candidato Demócrata Joe Biden aprovechó esa situación y en el segundo debate realizado lanzó la propuesta de legalizar a 10 millones de migrantes y regularizar la situación de los “Dreamers”.

No obstante, hay que recordar que durante el gobierno de Barack Obama (donde Biden fue vicepresidente) fueron expulsados cerca de 3 millones de migrantes ilegales del país estableciendo una clara muestra de su postura hacia la migración ilegal en este país.

Pero esta situación se contrapone con la política de Donald Trump de separar familias incluidos los menores o meterlos en jaulas como fue debidamente documentado por diversos medios de comunicación que generó un escándalo internacional por la violación de los derechos humanos de los menores y sus familias.

Insistiendo en la cuestión de la migración ilegal, muchas personas cuestionan que es una especie de tributo que deben de pagar los países del primer mundo por el saqueo recurrente que han realizado sobre los recursos naturales de los países menos avanzados.

Ante esta disyuntiva es muy difícil establecer una política migratoria que se ajusta tanto para las personas que radican en este país como los que verdaderamente luchan por mejorar e involucrarse en la cadena productiva mejorando la economía y haciendo de Estados Unidos una gran nación que continúa estableciendo algunas de las dinámicas económicas en el mundo.

Pero la pelea es ardua y la intervención de Rusia y China han mermado un poco el poderío de esta gran nación.

Es por eso que es necesario la participación de la sociedad en este proceso democrático que concluye el 03 de noviembre y donde se resalte cuál es la preferencia política que se tiene para definir el rumbo.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News