24 Jan 2021

FONDOS PARA COVID-19 GENERAN POLÉMICA EN EL SALVADOR, TRAS RENUNCIA DE REPRESENTANTES

May 13, 2020

El Salvador.- Por disponer de manera “unilateral” de fondos sin mecanismos de supervisión y auditoría re, mientras que el presidente Nayib Bukele considera que la renuncia obedece a un intento de sabotaje de los representantes de la sociedad civil, al tratar de negarse a transparentar sus patrimonios.

La renuncia de académicos y empresarios a un comité encargado de la supervisión del uso de 2.000 millones de dólares para atender la pandemia del Covid-19 en El Salvador divide opiniones entre señalamientos de falta de transparencia por parte del Gobierno y un supuesto intento de sabotear el trabajo gubernamental.

El comité, que también cuenta con representación de diversas entidades del Gobierno, fue creado por el Congreso como requisito para aprobar la millonaria deuda.

Los entes que renunciaron son la Asociación Nacional de la Empresas Privada (ANEP), Cámara de Comercio de El Salvador, Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Social y Económico (Fusades), la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) y la Escuela Superior y Negocios (ESEN).

El rector de la UCA, Andreu Oliva, señaló durante una conferencia de prensa la falta de transparencia en el uso de los fondos en la entrega de un bono alimenticio a 1.5 millones de familias por 400 millones de dólares, en la reparación de la red hospitalaria y repartición de abono, semilla y alimentos.

Por su parte, para el gobierno de Nayib Bukele, la renuncia obedece a la negativa de los representantes de las universidades y empresarios a presentar una declaración de su patrimonio por su relación del manejo de los fondos.

“Les encanta pedir transparencia, pero no se les vaya a pedir a ellos porque es casi una blasfemia”, señaló Bukele en su cuenta de Twitter el lunes.

Por otra parte, Bukele acusó este martes al presidente de la ANEP, Javier Simán, de buscar “sabotear el trabajo del Gobierno” en medio de la pandemia.

“Desde hoy, el Gobierno de la República desconoce a Javier Simán como representante de la empresa privada”, añadió el mandatario, pese a que el Gobierno no tiene voz ni voto en la elección de máximo representante de la ANEP.

Simán, quien fue precandidato presidencial para las elecciones de 2019, respondió por la misma red social que “independiente de lo que el Gobierno pretenda, nosotros continuaremos diciendo la verdad, continuaremos buscando el diálogo y continuaremos trabajando por sacar el país adelante”.

“No podemos acompañar decisiones del Gobierno que sean arbitrarias y sin rendición de cuentas”, acotó Simán.

Según Bukele, el Gobierno no ha recibido “ni un solo centavo” de estos fondos, sin detallar de donde toma el dinero para la ejecución de proyectos en hospitales, compra de equipo médico y entrega del bono alimenticio.

Esta confrontación con los empresarios del presidente salvadoreño se suman a las sostenidas con organismos nacionales e internacionales de derechos humanos y gobiernos vecinos, además de la tensa relación que mantiene con el Congreso y Corte Suprema.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News