19 Jan 2021

JUEZ FEDERAL DA ESPERANZA DE VICTORIA PARA MIGRANTES SOLICITANTES DE ASILO

August 13, 2020

Una jueza federal en San Diego, California, consintió circunscribir en una demanda a todos los presuntuosos afectados por la política del Gobierno del presidente Donald Trump de impugnar solicitudes de asilo en los puertos fronterizos, lo que representa una “victoria” para los migrantes que buscan contradecir la regla.

La decisión dada por la magistrada Cynthia Bashant del Tribunal de Distrito para el Sur de California simboliza un triunfo de los defensores de los solicitantes de asilo que pretenden interrumpir la política de la Administración Trump desde 2017.

La abogada expuso que el fallo de convertir la demanda en colectiva consentirá que un posible fallo en favor de los inmigrantes incluya a todos los afectados, incluso aquellos que no tuvieron representación legal.

El litigio conocido como “Al Otro Lado vs Wolf” se inició en julio de 2017, en un esfuerzo de activistas en la frontera de California y México por detener las prácticas de los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que según las denuncias “utilizaron mentiras, amenazas, coacción y abuso físico, entre otras tácticas, para negar a los migrantes el acceso al proceso de asilo en los puertos de entrada a lo largo de la frontera sur”.

En noviembre de 2018 el SPLC se unió en un esfuerzo por detener las múltiples acciones del Gobierno para afectar las solicitudes de asilo político, advierte Rich.

“Son muchos los obstáculos que ha puesto la Administración para los solicitantes, como la ´política de devolución´, o el ´tercer país´, haciéndolos esperar meses en medio del peligro”, insistió la abogada.

La queja enmendada describe cómo la conducta de la CBP viola los derechos de los demandantes bajo la ley estadounidense e internacional al evitar que las personas que han huido de daños graves en sus países busquen protección en Estados Unidos.

También explica que la Política de Devolución abarca una variedad de prácticas que CBP ha utilizado para evitar que los migrantes busquen asilo en Estados Unidos, incluidas las denegaciones directas de acceso y la discriminación racial.

La medida del “tercer país” fue promovida por Trump y aprobada a mediados de julio del año pasado, y restringe la posibilidad de pedir asilo en EE.UU. a los migrantes que hayan pasado antes por otros países, donde deben dirigir sus solicitudes antes de proseguir su camino hacia el país norteamericano.

Como la mayoría de solicitantes de asilo en la actualidad son ciudadanos de El Salvador, Honduras y Guatemala, en su camino hacia EE.UU. pasan precisamente por Guatemala y por México, con lo que se pone virtualmente fin a la posibilidad de solicitar asilo en Estados Unidos.

Tanto el fallo de este lunes como el del miércoles pueden tener poco impacto sobre la situación en la frontera, ya que desde hace meses esta se encuentra cerrada a la inmigración y el asilo debido a las medidas preventivas para contener la propagación de la pandemia de COVID-19.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News