21 Jan 2021

QUÉ TIPO DE INMIGRANTES PODRÍAN APROBAR LOS REQUISITOS DE LA REFORMA “POR MÉRITOS” DE TRUMP

August 10, 2020

La situación se torna más difícil para miles de personas que quieren venir a vivir al país. A la hora de establecerse en el poder, el presidente Donald Trump exteriorizó las intenciones de modificar el sistema migratorio y ejecutar un nuevo plan de reforma migratoria que se concentra en la disminución del ingreso legal de extranjeros y en el preámbulo de un sistema de puntos, como el de Canadá, que suscite la inmigración de profesionales calificados.

El nuevo sistema galardonará la formación académica, la experiencia laboral, el dominio del idioma inglés, la iniciativa empresarial y las ofertas de trabajo bien remunerado con las que cuente el candidato. La idea es reducir drásticamente la entrada al país de extranjeros con poca formación para originar la inmigración de profesionales competentes que puedan aumentar a la riqueza productiva de Estados Unidos.

Según el mandatario, la iniciativa solicita que los inmigrantes favorecidos para entrar a Estados Unidos deberán demostrar, entre otros requisitos, que hablan inglés, puedan mantenerse financieramente y contribuyan con la economía de Estados Unidos.

De acuerdo con un anuncio hecho el año pasado, el plan de reforma migratoria por méritos del presidente deja fuera a los dreamers e ignora la totalidad de los 11 millones de indocumentados que viven en el país. Asimismo, envuelve alteraciones a la Ley de Asilo, apresura las deportaciones y instituye un complejo sistema de migración legal basado en méritos.

La propuesta elige a los inmigrantes en función de un método de puntos con tres categorías de alta habilidad: talento extraordinario, vocación profesional especializada y expedientes académicos excepcionales.

El proyecto acuerda conjuntamente que el inmigrante que ingresa legalmente, además de tener visa, debe saber hablar inglés, demostrar que puede mantenerse financieramente durante su permanencia y favorecer significativamente al país.

En el proyecto de reforma que presentaría la administración Trump destacan cinco elementos, según el texto de la Universidad de Yale, lo que a juicio de sus autores representan importantes omisiones o generan nuevas problemáticas. Ellos son:

• El proyecto no considera un proceso de naturalización para los ‘dreamers’ protegidos por DACA.
• El proyecto no contempla el destino de cerca de 11 millones de personas indocumentadas.
• El proyecto complica las reglas para quienes deseen y necesiten solicitar asilo político.
• El proyecto acelera las deportaciones.
• El proyecto complica procesos migratorios, particularmente la “green card” y la ciudadanía.

De acuerdo con un resumen de la supuesta reforma migratoria que patrocinaría el presidente Trump, los inmigrantes deben cumplir con una serie de requisitos para llegar a calificar como admisibles dentro del nuevo sistema:
Además de esos logros profesionales, los inmigrantes deberán tener otras habilidades y requisitos previos, de acuerdo con el estudio:

• Tener una visa vigente.
• Hablar inglés.
• Demostrar solvencia económica para mantenerse.
• Contribuir significativamente al país.

Pero bajo el nuevo sistema, los inmigrantes no podrán patrocinar a toda su familia, pues se cambiaría radicalmente el concepto y procedimiento para las reclamaciones familiares. Por ejemplo:

• El proyecto recomienda modificar las reglas sobre petición de familiares inmediatos (cónyuges, hijos, padres y hermanos)
• Los residentes permanentes no podrían patrocinar a padres y hermanos.
• Los ancianos padres de ciudadanos estadounidenses podrían tener una visa especial si requieren cuidados.
• Las visas serían modificadas para controlar el ingreso y evitar la “carga pública”.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News