13 Apr 2021

Renovación del TPS para los salvadoreños

November 1, 2019

Por Fanny Roca

La administración de Estados Unidos anuncio la decisión de extender un año más el permiso para vivir y trabajar sin riesgo de ser deportados.
Esta esta extensión beneficiara a más de 250.000 salvadoreños el Estatus de Protección Temporal o TPS por sus siglas en inglés.
En un video que dio a conocer el presidente Nayib Bukele, el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, aseguro que la extensión “es un reconocimiento de los logros y buen trabajo del gobierno”.
Por su lado el mandatario salvadoreño reconoció la decisión y consideró que la extensión del TPS dará “tiempo adicional para buscar una solución permanente” para los salvadoreños que viven con ese permiso desde 2001 en Estados Unidos.
La firma de la extensión del TPS se llevó a cabo este lunes pasado en Washington entre el secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, y el canciller de El Salvador, Alexandra Hill Tinoco.
El permiso vencía el pasado septiembre pero, por orden de una Corte Federal de Estados Unidos, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos lo extendió provisoriamente hasta el 2 de enero de 2020.
La Corte consintió una demanda para estudiar las razones del presidente Donald Trump para cancelar el TPS a El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.
El pasado septiembre, Bukele se reunió en Nueva York con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump.
Ese encuentro, en el que Bukele abogó por los salvadoreños amparados al TPS, ocurrió solo días después de que El Salvador y Estados Unidos firmaran un acuerdo que establece un nuevo procedimiento para la solicitud de asilo.

Principal beneficiado del TPS

El Salvador es el principal beneficiado del TPS, un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.
Según datos del Servicio de Investigación del Congreso recopilados por la agencia EFE, actualmente hay más de 436.000 inscritos en el TPS en todo EE.UU., de los cuales aproximadamente el 90% son de El Salvador (262.000), seguidos de los ciudadanos de Honduras (86.000), Haití (58.000) y Nicaragua (5.000).
En enero del año pasado, el gobierno de Donald Trump anunció la suspensión del programa que hasta entonces era renovado de manera automática cada 18 meses para miles de personas que, en muchos casos, han vivido prácticamente toda su vida en EE.UU. o tienen hijos nacidos allí.
• Estados Unidos anuncia el fin del programa TPS que protege de la deportación a 200.000 salvadoreños desde hace casi 20 años
• “Es como que me corten las manos”: el impacto de la decisión de Trump de poner fin al programa que protege de la deportación a 200.000 salvadoreños
Después de que un juez federal bloqueara la suspensión al considerar que causaría un “daño irreparable” para los inmigrantes y sus familias, Washington anunció que el próximo 2 de enero de 2020 terminaría la vigencia del visado para los beneficiarios de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán.
En el caso de Honduras y Nepal, la cancelación del TPS para sus ciudadanos no entrará en vigor “hasta nuevo aviso” a la espera de la resolución de varias apelaciones en los tribunales.

Buenas relaciones

El anuncio viene a corroborar la buenas relaciones que sostienen entre el gobierno estadounidense y el liderado por Bukele en El Salvador desde hace menos de cinco meses.

Bukele subrayó en varias ocasiones su compromiso para reducir la migración irregular hacia el norte desde su país, del que cada año salen miles de salvadoreños huyendo de la pobreza y violencia que azota a El Salvador.

Trump aumentó la presión sobre los países del llamado Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) al considerar que no hacían lo suficiente para evitar la migración y llegó a suspender millones de dólares en cooperación hacia dichos países.

Como respuesta, Bukele firmó con Washington un acuerdo el pasado septiembre por el que El Salvador acogerá a demandantes de asilo que lleguen a la frontera estadounidense para que pidan ese amparo desde la nación centroamericana, aunque descartó que se trate de un acuerdo de “tercer país seguro”.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News