18 Apr 2021

Seguir adelante: reflexión después de un año de pandemia y de las dramáticas elecciones 2020

December 17, 2020

Escribir la columna de opinión política de esta semana definitivamente me llevo por un viaje de reflexión que no había hecho hasta el momento. ¡Y que extraño! Porque si hay algo que nos ha dejado el 2020 es mucho por reflexionar en temas políticos y sociales.

Una pandemia de tal magnitud no se veía desde 1918, se puede decir que casi la totalidad de la población mundial jamás había experimentado algo así, y en caso de que si, posiblemente no lo recuerda. La pandemia puso en evidencia las divisiones políticas existentes en el país y en el mundo, por no decir que las demarco aún más.

La polarización política ya venía aumentando dramáticamente en los Estados Unidos desde las elecciones de 2016, en 2019 los estadounidenses se preparaban para el siguiente año donde votarían por reelegir al entonces actual gobierno, u optar por un nuevo rumbo.

Por ahora, lo que se ve a simple vista es que el 2020 ha dejado un país dividido, donde algunos de los seguidores y líderes de cada partido están a la expectativa del desliz del otro, como decimos hacia el sur del continente, “buscando la paja en el ojo ajeno”. Atrás quedo el discurso unificador de John McCain cuando reconoció su derrota frente a Barack Obama.

Sin embargo, y aunque puede ser difícil verlo, dos hechos recientes también han demostrado que el país realmente quiere unidad. Y me atrevería a decir que en una mayor magnitud y con mayor fuerza. A pesar de lo que vemos en las redes sociales e incluso en los medios de comunicación; las estadísticas, los números y los resultados no mienten.

El partido demócrata eligió a un candidato con tendencia hacia las políticas de centro, cuando hubiera podido elegir a otro con predisposiciones más marcadas hacia la izquierda y que se identificaba a sí mismo como un “socialista demócrata”.  Estados demócratas por excelencia como California, rechazaron la acción afirmativa y aumentos a los impuestos. Estados republicanos como Georgia y Arizona se voltearon al azul durante las últimas elecciones y varios líderes republicanos enunciaron su apoyo a Joe Biden, entregándole la presidencia para el siguiente periodo.

Las partes, si bien no lo han expresado con sus palabras, lo han demostrado con sus acciones y parece ser que el anhelo de un país unido está latente. Haciendo una reflexión personal, tal vez llego el momento de dejar a un lado el escepticismo hacia el otro, aquel que proviene de otra ideología política, raza o religión, y encontrar los puntos en común. Descubrir como a través de otra, expando la mía.

Si bien el voto da voz y fuerza a la visión personal de cada quien, la política también se expresa y hace parte de la vida diaria. Donde cada uno influenciará a quienes estén a su alrededor, y estos a otros, y así sucesivamente.  Sin importar el líder electo, y si voto o no por él, el poder ahora recae en cada persona para sobrepasar las divisiones y alcanzar la unidad hará que este país siga siendo una gran nación.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News