24 Jan 2021

SISTEMAS DE SALUD FRÁGILES, LOS RETOS QUE ENFRENTA LATINOAMÉRICA ANTE COVID-19

March 29, 2020

Por Miguel Mejía H.

Nueva York.- Con visiones enfrentadas, sin duda la contingencia por el denominado Coronavirus (Covid-19) ha hecho que los países de Latinoamérica afinen las estrategias en materia de salud, debido a que en lo general se considera que sus sistemas de salud pública son muy débiles para enfrentar un problema de esa magnitud, la cual se ha retrasado para su expansión en esa zona del continente.

El biólogo y experto en enfermedades infecciosas Adolfo García-Sastre, quien trabaja en la búsqueda de una vacuna para el COVID-19 desde el Mount Sinai, le recomendó la semana pasada a Latinoamérica que tome “medidas tempranas de contención” para ralentizar el coronavirus “mucho más de los que se está frenando en otros países”.

El catedrático español saluda con el codo a las puertas del Colegio de Medicina Icahn, en el hospital Mount Sinai de la Quinta Avenida de Nueva York, donde se ubica la sede del instituto que dirige, el “Global Health and Emerging Pathogens”.

“Hay que fijarse en los ejemplos que estamos teniendo ahora e intentar medidas tempranas cuando todavía hay pocos casos, cuando todavía los casos se pueden detectar y aislar, y saber que no todos los casos será posible detectarlos y aislarlos”, indicó García-Sastre en entrevista con la agencia noticiosa EFE cerca de Central Park.

La respuesta

Aunque han sido criticados los sistema de salud en los países desde México hasta la Patagonia, en el cono sur, poco a poco las naciones se han ido preparando para afrontar la crisis sanitaria, pero un problema mayor que enfrentan son los problemas financieros que arroje la pandemia.

Las primeras reacciones fueron mandar a los alumnos a sus casas y empezar a tomar medidas previas a que escalen los contagios por Coronavirus.

El doctor Alfonso J. Rodríguez-Morales, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología, señaló que los países de América Latina están tomando conciencia de que hay que actuar más temprano que tardíamente. “De las medidas correctas que se tomen hoy dependerá lo bien o mal que le vaya a cada país, y al mundo, en las siguientes semanas y meses”, declaró a la cadena alemana DW.

Por su parte, el director del Instituto de Investigaciones Epidemiológicas argentino, Roberto Chuit, destacó que contrario a lo que pasó en España, donde las autoridades se demoraron mucho entre los primeros casos que se encontraban y el inicio de las intervenciones, en Latinoamérica se estaban adelantando a las medidas sanitarias recomendadas para evitar una propagación inmediata del virus, como el denominado #QuédateEnCasa .

Insistió en que la ciudadanía de esa región del continente “debería aprender que, si no se cumple esa condición de aislamiento o distanciamiento social, el virus escapa y se incrementa el número de infectados”. Está por ver si los latinoamericanos hacen autocuarentena y si terminan respetando las restricciones generalizadas o parciales que han aprobado en los últimos días algunos gobiernos, como el de Venezuela, Perú o Paraguay, pero el doctor Chuit recalca cómo al menos en su país, Argentina, más empresas se han sumado al teletrabajo, incluso aunque algunas estén teniendo que improvisar protocolos y soluciones.

Las cifras comparativas

Hasta el pasado martes 24 de marzo, en Brasil era el país con más decesos por el virus, ya que se habían registrado 25 fallecidos por la pandemia, mientras que en Italia había más de 6 mil muertos, donde se han registrado de 60 mil casos de coronavirus.

Aunque son muy dispares los resultados, Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), alertó de que “llegar a una situación como la de Italia o España sería algo muy dramático y catastrófico, y no podemos descartar que vaya a pasar”, le declaró a la cadena británica BBC.

Miguel Lago, director del Instituto de Estudios para Políticas de Salud (IEPS), con sede en Río de Janeiro, comparó los recursos invertidos en salud, ya que mientras en Italia se invierte casi el 7 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto) en salud pública y tiene un sistema más fuerte que nuestros países, y puso como ejemplo a México donde se invierte apenas el 3 por ciento del PIB en materia de salud pública, por lo que el panorama podría ser más aterrador del que se presenta en Italia.

Las ventajas

Aunque podría sonar un panorama desolador, los especialistas reconocen algunas ventajas que se tienen en Latinoamérica respecto a los países de la zona norte del hemisferio.

Al respecto, el periodista Daniel García Marco, de la BBC, señala que América Latina y África fueron las regiones a las que más tarde llegó el coronavirus, que se originó en China y de ahí se extendió por Asia y más tarde a Europa y Estados Unidos, las zonas más afectadas por el brote en este momento.

La distancia de América Latina respecto a Asia y Europa, de las que la separan sendos océanos, permitió ganar tiempo.

Las experiencias de contención tomadas por China y por Europa sirvieron para tomar mucho antes medidas de precaución que tardaron en llegar a Italia y España, países que se vieron más sorprendidos por el aumento exponencial de casos.

El que haya pegado el virus después que en Europa y Asia ha permitido que los países latinoamericanos puedan prevenirse con antelación ante el embate de la enfermedad.

El ejemplo destacado es el de Venezuela, que con tan sólo 20 casos decretó la cuarentena nacional. O el caso de Argentina, que antes de llegar a 4 defunciones ya estaba tomando medidas extremas para evitar los contagios en masa.

No obstante, Brasil es el país de la región que registra más infecciones por coronavirus, pero el ritmo al que crecen los casos es, de momento, similar en muchos países. En Chile, los casos se han doblado en tres días, igual que en Brasil, Perú o Colombia. La ventaja de esos países es que han podido tomar medidas antes, alertados por la situación en Europa, lo que podría ayudarles, reporta el diario español El País.
Los contagios en esta zona del continente han ido creciendo, tan es así que el 20 de marzo ya se consideraba que todos los países latinoamericanos y del Caribe presentaban casos de Coronavirus.
Con la reciente confirmación de pacientes infectados en Haití, la presencia del nuevo coronavirus se ha generalizado en toda América Latina, según documenta la BBC.

El primer caso latinoamericano de Covid-19 se registró en Brasil el 26 febrero. La primera muerte por la infección en la región se anunció en Argentina el 7 de marzo.

En toda la región, los compradores han experimentado escasez de gel desinfectante, papel higiénico y otros artículos a medida que los ciudadanos preocupados se han abastecido de suministros.

Casi todos los casos en Latinoamérica se han relacionado con personas que habían viajado a naciones afectadas por el coronavirus en Europa y Asia. México ha reportado casos relacionados con viajar a Estados Unidos.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News