13 Apr 2021

CONTÁGIATE DE SOLIDARIDAD

April 14, 2020

Por Fanny Roca

La propagación mundial del Covid-19 ha generado un reto extraordinario para cada humano, para cada estado. Las sociedades alrededor del mundo se han alterado y desconcentrado de la rutina habitual.

En estas circunstancias se ha mutado de forma misteriosa algo que el ser humano estaba perdiendo la solidaridad, no cabe duda que el individualismo y el egoísmo es comida para muchos usualmente.

La presencia del virus como escena de película apocalíptica es un hecho, los casos siguen aumentando elevadamente. Para algunos países la situación es una pesadilla que deja ver los vulnerables sistemas sanitarios de Latinoamérica. Poniendo en evidencia los gobiernos inoperantes y corruptos del istmo.

Las medidas necesarias se aplican, medidas de prevención que son contraproducentes para la economía, pero esenciales para salvar vidas. Las mismas han distorsionado las agujas del reloj y han detenido nuestro tiempo.

En momentos como estos requieren por parte de todos los ciudadanos que actuemos de forma diferente, que nos reinventemos y adquiramos o desarrollemos una conciencia de la responsabilidad social compartida, así como de la solidaridad que debe definirnos como seres humanos.

La responsabilidad social, es fundamental en estos tiempos de pandemia para prevenir la enfermedad y, para cuidar nuestras familias y nuestra comunidad, ser solidario significa cuidarte a ti mismo para no contagiar a otro.

En estos momentos de la crisis del coronavirus, hay muchos gestos que debemos de trasmitir a los demás, ayudando al prójimo, compartiendo un plato de comida para los más necesitados, sirviendo al prójimo sin interés.

El aislamiento que estamos soportando a causa de la grave crisis sanitaria por coronavirus perturba delicadamente nuestra parte emocional y activa nuestros niveles de incertidumbre, pero también puede activarlos sentimientos de empatía, transformándonos en personas dadivosas y de buen corazón.

En estas circunstancias de la vida debemos ofrecer ayuda al prójimo, como símbolo de ese valor tomado de Dios, como un sentimiento que deba ser obligatorio por carácter moral y evolutivo para las personas que tanto lo necesitan.

Al ser una crisis que nos ha fracturado mundialmente, la indagación de soluciones y la aplicación de las mismas será un ejercicio que apliquemos individualmente, pero trabajando en equipo constantemente. Dependerá de la astucia, visión y capacidad de los gobernantes el encontrar las fórmulas adecuadas para paliar el impacto económico y social que traerá la pandemia que nos ha tocado vivir.

La conducta humana encierra muchos componentes y dentro de esos esta nuestra solidaridad, tratemos de disminuir los daños que nos infligimos unos a otros, seamos cooperantes propagando nuestros valores para actuar en armonía posibilitando la convivencia y la cooperación social.

Ofrecer ayuda a la persona necesitada es sinónimo de solidaridad, es dar ese soporte ilimitado ante cualquier suceso, estar atento ante los diferentes conflictos o padecimientos ajenos sin esperar nada a cambio.

Que en estos tiempos difíciles se nos desarrolle el sentimiento de la solidaridad, que el deseo de ayudar y resguardar la integridad de los otros seres humanos que no sean la familia, florezca en nosotros y que el viento se lleve las semillas y las siembre en los corazones de los más insensibles al mal ajeno.

Que se reproduzca de forma viral ese sentimiento de unidad que debe haber ante el prójimo, en el cual se envuelven muchos sentimientos y valores al instante de dar lo que el otro tanto necesita, porque es el compromiso moral que hemos aprendido desde pequeños.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News