04 Mar 2021

ESTUDIANTE MEXICANA DENUNCIA MALOS TRATOS DE AUTORIDADES A MIGRANTES DE CARAVANA

February 1, 2020

Por Miguel Mejía H.

México.- Fue detenida durante cinco días, confundida como hondureña, tras realizar las redadas de detención de los integrantes de la última caravana migrante desde Centroamérica, Dulce Susana Jacobo Cruz denunció los malos tratos y engaños que sufren los inmigrantes por parte de las autoridades de este país.

Dulce es una estudiante Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), tiene 26 años de edad, y era buscada por sus familiares, quienes habían informado sobre su desaparición.

Originaria del estado de Morelos, la estudiante fue detenida durante cinco días con inmigrantes de Honduras porque el Instituto Nacional de Migración (INM) creía que era una inmigrante de esta nacionalidad.

En el momento de su arresto, Jacobo Cruz estaba acompañando a la caravana de migrantes desde su entrada al territorio mexicano en el puerto fronterizo de El Ceibo. La joven estaba haciendo un trabajo antropológico sobre el fenómeno migratorio.

Las páginas de Facebook compartieron una publicación con la información académica de la joven y lo que estaba haciendo con la caravana. Según los escritos compartidos en las redes sociales, la tarjeta de identidad y los medios del estudiante han sido eliminados.

“Es dulce Susana Jacobo Cruz. Ingresó a la ENAH en 2016 en el grado de Etnología. Hace días, acompañando a la caravana de migrantes que viajaban desde Honduras, Dulce fue detenida por agentes de una fuerza policial o una sociedad de inmigración (tenemos información muy fragmentada) con un grupo de migrantes y llevados a un centro de detención. En este espacio, perdió sus documentos de identidad y su teléfono móvil fue retirado”, dijo la publicación publicada en la página de la Asamblea General de ENAH.

Después de su liberación el 24 de enero, Jacobo Cruz acusó al INM de violaciones de derechos humanos. También señaló los malos tratos a los migrantes, las familias se separaron.

Según su experiencia, la joven declaró que estaba en confinamiento solitario y no se le ayudó a confirmar su nacionalidad. Fue solo cuando la presión en las redes sociales fue demasiado grande que se prestó atención a su caso.

Agregó que dentro de las instalaciones del INM se presenciaron actos de intimidación y tortura contra las personas arrestadas y que incluso hay quienes han estado allí durante semanas.

“Hubo comentarios racistas de los miembros de la migración, algunos dijeron a mis colegas que incluso a Estados Unidos no les gustaban, por qué se quejaron, que todo lo que podían hacer era expulsarlos. Cuando los llevaron allí, no les dijeron que serían detenidos”, dijo al periódico El Financiero.
“Estas personas están aisladas, privadas de los artículos necesarios para su higiene personal, y cuando las familias se reagrupan, se separan al ingresar a los refugios, porque se comparten entre hombres y mujeres”, agregó.

Jacobo Cruz también dijo que el 20 de enero hubo disturbios e intentos de fuga en la estación migratoria de la ciudad industrial de Villahermosa. Todo comenzó cuando los migrantes reaccionaron ante el rumor de que se llevaban a dos niños, según la publicación.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News