18 Apr 2021

MIGRANTES SE RESGUARDAN EN ALBERGUE ANTE CONTINGENCIA POR CORONAVIRUS

March 29, 2020

Por Miguel Mejía H.

México.- Debido a la contingencia sanitaria por el denominados Coronavirus (Covid-19), migrantes decidieron permanecer en cuarentena dentro del albergue “Senda de Vida”, ubicado en la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas; mientras la mayoría está a la espera de su solicitud de asilo o para obtener una visa humanitaria.

Desde la primera caravana que partió de San Pedro Sula en Honduras, gente de diferentes países de Centroamérica, Sudamérica, África y hasta Rusia, comenzaron a llegar a pedir cobijo para solicitar en el Consulado Americano la entrevista a adquirir el asilo o visa humanitaria, según informó el directo del albergue, Héctor Silva.

Indicó que los mismos migrantes fueron los que decidieron auto-aislarse por lo que blindaron la casa para evitar que la gente salga y entre, aseguraron sentirse más seguros con esa determinación.

Destacó que la intención del blindaje también tiene por finalidad que la casa no se sature más y se resguarde de recibir a más personas.

Héctor Silva personalmente supervisa que los migrantes no salgan de las instalaciones ya que se encuentran en cuarentena, y vigila además, que no entren más migrantes pues actualmente, cuenta con 300 albergados, lo que supera el número de personas que pueden permanecer en esta casa.

Otra inquietud más que se ha sumado a los preocupaciones que la agrupación tiene es la suspensión de las entrevistas pues desconocen que determinación tomara la CBP (Aduanas y Protección Fronteriza, por sus siglas en inglés) para la petición se asilo y las diligencias pendientes en algunas cortes que ya otros llevan avanzados.

Una migrante hondureña, identificada como Carmen, indicó que hacer la cuarentena era “”lo mejor que puede hacer el pastor, tomar esas medidas, porque aquí nos está cuidando y que venga una persona de afuera nos va a contagiar a todos y una epidemia sería lo peor que puede pasar en este centro”.

Pero además, algunos de los migrantes han optado por esperar y no realizar ningún trámite para evitar ser contagiados en caso de que pasaran a Estados Unidos. Tal es el caso de Azafack Wamba Paulín y Doumbia Souleymane, migrantes africanos que han preferido no registrarse para ser recibidos por las autoridades de la Oficina de Aduanas y Control Fronteriza de los Estados Unidos para que sea revisado su estatus migratorio.

Azafack de 23 años, cuenta que llegó hace un mes a Reynosa para solicitar asilo político pues en su país, la inseguridad no les permite tener una vida digna, pero dijo que consideraba que por ahora está más seguro en México.

Hever Zuluaga, un migrante originario de Venezuela, destacó que sí hay cierto temor, “hay cierta incertidumbre y nosotros no nos quedamos por fuera en cuanto esa precaución de no exponernos tanto a la calle, a los virus tenemos una población bastante alta aquí en el albergue”.

 

Advertisements

Edición Impresa

Trending News