Famosos Entretenimiento

Recordando a “María Bonita”

Recordando a “María Bonita”

Por Domingo Banda/La Prensa de Houston

Houston.- Morir en la fecha que se celebra tu cumpleaños es una coincidencia muy extraña que quizás pasa a muy pocas personas, hasta se pudiera decir que solo pasa a personas únicas y especiales, algo así como a María Félix, la actriz mexicana de la época del cine de oro.

María, también conocida como “La Doña”, nació un 8 de abril y en realidad el mito dice que nunca se supo el año con exactitud, lo que sí sabemos es que dejó de existir un 8 de abril del 2002, mientras dormía en su casa de México.

Ese día la artista dejó un hueco en el mundo del espectáculo que jamás será llenado por nadie, pues su trabajo frente a la cámara la convirtió en toda una misteriosa leyenda. Esta se agrandó con su muerte dejando muchas incógnitas sobre su vida.

Por eso en esta semana que se conmemora su aniversario luctuoso número 19, nosotros hacemos un recuento de su vida, sus logros y sus amores, como un homenaje a una de las grandes del cine.

La coincidencia

Nacida en Álamos en el estado norteño de Sonora en México, la artista siempre se dijo orgullosa de sus raíces, aunque Francia se convirtió en un país al que quiso mucho y donde vivió mucho tiempo.

Dicen por ahí, que su carrera comenzó por mera coincidencia y todo se lo debía a su enorme belleza. Se comenta que un director de cine de nombre Fernando Palacios la vio por la calle y la invitó a participar en esa industria. En la cinta “El peñón de las animas”, fue la primera aparición de María en lo que se convirtió en una carrera exitosa en el cine.

María Félix se convirtió en una de las grandes estrellas de la época del oro del cine mexicano. Foto archivo

Después de eso, el resto es historia y vinieron 47 películas entre México y Europa, en cada una haciendo gala de su temple y fuerza frente a la cámara. María logró crear personajes inolvidables como el de “Doña Bárbara” del escritor Rómulo Gallegos y cuya interpretación dejó impresionados a propios y extraños y le dio el sobrenombre que hasta la fecha sigue identificándola, “La Doña”.

En su carrera como actriz, María tuvo la oportunidad de compartir créditos con los más grandes del cine mexicano, entre ellos Jorge Negrete, Pedro Infante, Fernando Soler y Pedro Armendáriz, por mencionar algunos.

Un mito

Así como su fama fue creciendo, también se fueron formando muchas historias alrededor de su persona, se fue creando un mito lleno de misterio, aunque ella no estaba de acuerdo en que se utilizara esa palabra.

“Yo no soy mito, yo existo, las veinticuatro horas yo existo”, dijo en alguna ocasión en una entrevista en un programa especial que realizó Televisa en su honor. Algo que expresaba era que las historias que se inventaban en torno a su vida, las aceptaba en su posición como actriz. “A una actriz se le inventa, una actriz es sueño”, decía.

Ese sueño hasta la fecha sigue siendo su historia, la de una mujer que desafió sus miedos y las costumbres de la época para convertirse. Se convirtió en una mujer independiente y vio su rol como personaje público con gran respeto, siempre que estuvo delante de la gente fue la gran María Félix.

“Ser María Félix es un poco pesado, es pesado por la responsabilidad, tienes que estar guapa siempre, lo más que se pueda. Tienes que estar ‘picuda siempre’ y encantadora con todos”, exclamaba.

 

Entre los famosos hombres que se casaron con María, estuvieron Jorge Negrete y Agustín Lara. Foto archivo

Sus amores

En su vida personal también tuvo muchas historias que parecían sacadas de los libretos de sus películas, “La Doña”, se casó cuatro veces. Su primer esposo fue Enrique Álvarez y con quien tuvo su único hijo Enrique Álvarez Félix, quien por cierto murió antes que ella, pérdida que le causó gran dolor.

Se dijo que tuvo romances con hombres famosos y poderosos de la época, pero quien logró conquistarla una vez más y se casó con ella fue el cantante y compositor Agustín Lara. Ese fue un matrimonio que no finalizó en sus mejores términos, pero si dejó a la cultura mexicana la canción “María Bonita”, escrita por Lara como un regalo a su amada.

Luego vino la boda con Jorge Negrete en 1953, la que llamaron en su tiempo “la boda del siglo”, todo el México pudiente de la época estuvo presente, artistas, pintores, políticos y demás. Desafortunadamente, meses más tarde Negrete murió dejando viuda a la gran estrella.

No fue hasta 1956 cuando en Francia, María volvió a casarse con el banquero Alexander Berger y ese sería su último matrimonio oficial, su última relación sentimental fue con el pintor Antoine Tzapoff.

Ahora, María Félix, es una leyenda que se quedó en el corazón de miles de admiradores de varias generaciones. Su mito vivirá por siempre, en cada una de sus películas, en sus discos [porque también cantó], en la inolvidable canción de “María Bonita” de la cual al escuchar sus versos nos hace recordar por siempre a la gran diva mexicana.

About Author

Domingo Banda

Domingo Banda, es un periodista experto en temas de entretenimiento y cultura, con 16 años de experiencia trabajando en el mercado hispano dentro y fuera de Texas. Banda ha tenido la oportunidad de entrevistar a las más grandes personalidades del espectáculo latino, así como cubrir eventos de suma importancia dentro del entretenimiento y más. Cuenta con vasta experiencia en la fotografía y en la video producción. Entre sus pasatiempos están la lectura y la producción teatral. Es voluntario en diversas organizaciones sin fines de lucro locales, donde utiliza su experiencia en el medio para ayudar a la comunidad.