Noticias Nacional Inmigración

CASTIGAN A MIGRANTE “DREAMER” CON 10 AÑOS SIN PODER INGRESAR A EE.UU

CASTIGAN A MIGRANTE “DREAMER” CON 10 AÑOS SIN PODER INGRESAR A EE.UU

Houston.- Allison Reyes, de casi ocho meses de edad, solo puede mirar a su mamá a través de la pantalla de una computadora.

Al otro lado de la llamada de Zoom, luchando por contener las lágrimas, Karumi Durán le canta a su bebé, como solo una madre podría hacerlo.

“Extraño mucho a mi bebé”, dice Duran a través de la conexión rasposa.

Desde que tenía seis años, Duran y su familia han llamado hogar a Texas. Ahora, está mirando a través de la pantalla de una computadora la única vida que conocía, mientras está en la Ciudad de México.

“Fui a la escuela allí (Texas), me gradué, conocí a mi esposo, tuve a mi bebé y es difícil. Tratar de mantenerme fuerte”, dijo.

Encontrar esa fuerza es cada día más difícil. Duran está casada con Robert Reyes, ciudadano estadounidense. Se conocieron en un grupo de jóvenes de la iglesia en Bryan, Texas. Ambos se graduaron de Texas A & M, y Durán también obtuvo una maestría.

El año pasado, la joven pareja compró su primera casa donde Reyes trabaja como arquitecto.

La vida iba bien, hasta hace tres semanas. Durán, quien es beneficiaria de DACA (de los “dreamers”), el programa que permite quedarse a personas indocumentadas que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, fue a su entrevista para su estatus de residente legal en el Consulado de Estados Unidos en Juárez, México, al otro lado de la frontera.

“Estábamos súper nerviosos, pero todos nos decían, su caso es súper fácil”, dijo Reyes, señalando que su esposa era menor de edad, tenía DACA y nunca ha tenido problemas con la ley. “Ella tiene todo para conseguir su residencia”.

Sin embargo, el oficial del Consulado de los Estados Unidos en Juárez decidió que Durán no era elegible porque cruzó a los Estados Unidos sin documentos cuando tenía 6 años con sus padres. Luego se le impuso una prohibición de 10 años antes de poder volver a ingresar a los Estados Unidos.

“Han pasado tres semanas desde que esto sucedió”, dijo Reyes, con voz entrecortada. “Es tanto tiempo. La bebé está creciendo, (Karumi) se está perdiendo el gateo. Se está perdiendo sus nuevos dientes”.

Durán se encuentra actualmente con familiares en la Ciudad de México mientras su abogado apela la decisión.

“Es una mala interpretación de la ley”, dijo Lawrence Rushton, el abogado de inmigración de la pareja. “Estoy sorprendido. Aquí hay alguien que ha vivido en los Estados Unidos desde que tiene 6 años, está casada con un ciudadano estadounidense, tiene hijos, tiene DACA, por lo que está trabajando legalmente. Negarla es inconcebible”.

Por ahora, la bebé de la pareja, Allison, está siendo atendida durante la semana por su abuela. Reyes trabaja en Tyler, Texas durante la semana y conduce de regreso a College Station, Texas, los fines de semana para ver a Allison.

La oficina de la congresista Sylvia García se ha interesado por la difícil situación de la familia Reyes. Los empleados de su oficina enviaron una consulta al Consulado de los Estados Unidos, preguntando por qué se le negó el estatus legal a Duran.

Pero los casos de inmigración a menudo avanzan muy lentamente y no hay garantía de un resultado positivo.

 

About Author

Miguel Mejía

Nacido en la Ciudad de México tiene una trayectoria de 22 años como reportero en diversas fuentes informativas. Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de México. Colaborador de La Prensa de Houston desde noviembre de 2018, y además colabora en medios del estado de Guanajuato. Una de sus primeras coberturas para La Prensa de Houston fue la “Caravana migrante”.