Home NoticiasLocales Pan de muerto: Una dulce tradición

Pan de muerto: Una dulce tradición

by Domingo Banda

Por Carolina Gutiérrez/La Prensa de Houston

Houston.- Hablar del pan de muerto es hacer contacto con una de las tradiciones mexicanas más antiguas y arraigadas que existen, el Día de los muertos. Es bastante normal si eres mexicano, o tienes raíces mexicanas que una de las primeras tradiciones que te inculcan en casa y escuela, es celebrar el Día de muertos, el pan de muerto es uno de los artículos básicos.

No solo es delicioso, si no que es uno de los únicos 2 panes que tenemos en México para celebrar ocasiones especiales, su origen se remonta a la época prehispánica y está lleno de leyendas.

Los Aztecas realizaban sacrificios humanos para diversos Dioses, una parte fundamental del sacrificio consistía en arrancar el corazón del sacrificado, darle una mordida y poner el corazón dentro de una cazuela llena de amaranto, y esto era parte de las ofrendas a los Dioses.

Al llegar los españoles, se horrorizan con dicha práctica y deciden cambiar la ofrenda por algo que no involucrara sacrificios humanos. Ya traían de España la costumbre de hacer el Pan de Ánimas, el cual se preparaba en honor a los sacramentos de la Iglesia católica.

El pan de muerto es al final del día, un pan con origen colonial pero inspirado en costumbres prehispánicas. Luego crean un pan redondo, con sabor a naranja y esencia de azahares.

Cada una de sus partes tiene un significado diferente, la forma redonda simboliza el ciclo de la vida, los huesos representan las extremidades del difunto, sin embargo, hay otra versión que cuenta que son los 4 rumbos del nahual, que es más allá que los 4 puntos cardinales, ya que el náhuatl tiene rumbos en el inframundo; La parte central del pan significa el cráneo del difunto.

Conforme pasó el tiempo, surgieron diferentes versiones en algunos lugares de la república mexicana, por ejemplo: En Oaxaca, se hace un pan de yemas, al que se le ponen caras representando al difunto, en Acámbaro Guanajuato.

Se prepara un pan llamado pan fantasma, el cual es un pan blanco con centro rojo. En CDMX y Puebla, se preparan los golletes, que son panes redondos cubiertos de azúcar rosa.

 

You may also like