Noticias Nacional

OFICIAL DE POLICÍA DISPARA “POR ERROR” CONTRA CIUDADANO Y LE QUITA LA VIDA

OFICIAL DE POLICÍA DISPARA “POR ERROR” CONTRA CIUDADANO Y LE QUITA LA VIDA

Minnesota.- De nuevo el “ojo del huracán” está Minnesota tras ser asesinado un afrodescendiente por un disparo de una oficial de policía, lo que generó protestas contra la violencia policial contra la comunidad afro, y de nuevo se hace referencia a George Floyd, quien fue asesinado por asfixia hace un año y que está en proceso el juicio contra el policía acusado de someterlo con uso excesivo de la fuerza.

Ahora se trata de Daunte Wright, de 20 años, un hombre afrodescendiente que fue detenido para una inspección policial, pero al resistirse la oficial saca su arma y le dispara. Un solo balazo fue suficiente para que más tarde el joven perdiera la vida.

Fue el domingo 11 de abril cuando la policía del Brooklyn Center detuvo a Wright por tener un registro vencido en su automóvil.

La policía dijo que los oficiales luego determinaron que Wright tenía una orden pendiente relacionada con las violaciones de su fianza (por un caso pendiente) y trataron de arrestarlo, pero se escapó y regresó al automóvil.

La veterana policía Kimberly Potter disparó un solo tiro fatal a Wright, alegando que pensaba que estaba sosteniendo su Taser en lugar de su arma de servicio.

 

El video

 

Un día después de la muerte de Daunte Wright, el jefe de Policía Tim Ganno en una rueda de prensa, insistió en que todo se trató de un error.

Según Ganno, la policía que disparó contra Wright quería usar una pistola eléctrica conocida como “Taser” para inmovilizarlo, pero se confundió y disparó con su arma de fuego.

“Esto fue una descarga accidental que resultó en la trágica muerte del señor Wright”, aseguró Ganno, quien dirigía el Departamento de Policía de Brooklyn Center, una ciudad residencial de 30 mil habitantes al noroeste de Minneapolis, donde se produjo el incidente.

En la rueda de prensa, se mostró un video del suceso en el que se ve cómo tres agentes se aproximaron al vehículo de Wright, uno de ellos intenta esposarlo, pero Wright se resiste, empieza un forcejeo y, entonces, la policía saca su pistola y grita a modo de aviso: “¡Taser! ¡Taser! ¡Taser!”.

Se oye un disparo y entonces la agente exclama con sorpresa y dice: “Le he disparado”.

“Mientras veo el video y escucho las órdenes del oficial, creo que el oficial tenía la intención de desplegar su Taser, pero en cambio disparó al Sr. Wright con una sola bala”, dijo Gannon. 

“Esto me parece, por lo que vi en la reacción y angustia del oficial inmediatamente después, que se trataba de una descarga accidental que resultó en la trágica muerte del Sr. Wright”.

Gannon reconoció que los oficiales no encontraron un arma en el vehículo de Wright.

La muerte de Wright provocó fuertes protestas, que se convirtieron en violentas en algunos lugares con el lanzamiento de rocas y otros objetos contra el Departamento de Policía de Brooklyn Center.

Para dispersar a los manifestantes, la Policía usó gas lacrimógeno y balas de goma, mientras que las autoridades decretaron el toque de queda.

El lunes se registró la segunda noche de protestas pese al inicio de un toque de queda, agitada tras la muerte supuestamente accidental del joven Wright.

Decenas de manifestantes se congregaron con pancartas y gritando consignas bajo la lluvia frente a la estación de policía de Brooklyn Center, el suburbio donde Daunte Wright fue abatido el domingo.

Los manifestantes desafiaron a la policía a través de la valla erigida alrededor de la comisaría y levantaban pancartas donde se podía leer: “Encarcelen a todos los policías asesinos racistas”, “¿Soy yo el próximo?” y “Sin justicia no hay paz”.

La policía disparó granadas lacrimógenas varias veces hacia los manifestantes y les ordenó dispersarse. En total, 40 personas fueron detenidas y varios miembros de las fuerzas de seguridad sufrieron heridas leves, según fuentes policiales.

 

Renuncias 

 

La oficial de policía del Brooklyn Center, Kim Potter, renunció el martes 13 de abril, dos días después de que mató a tiros a durante una parada de tráfico. La ciudad también recibió una carta de renuncia del jefe de policía Tim Gannon, de acuerdo a un anuncio hecho por el alcalde Mike Elliott.

Potter escribió en una carta de dos oraciones el martes a Elliott, administrador municipal interino y Gannon: “Me encantó cada minuto de ser un oficial de policía y servir a esta comunidad lo mejor que puedo, pero creo que es lo mejor para mí. de la comunidad, el departamento y mis compañeros oficiales si renuncio inmediatamente ”, escribió.

Potter, una oficial del Brooklyn Center durante 26 años, fue puesta en licencia administrativa después de que disparó a Wright el domingo 11 de abril por la tarde. La presión ha ido en aumento para que los funcionarios despidan a Potter.

Elliott dijo que esperaba que la renuncia de Potter traiga algo de calma a la comunidad, aunque dice que la gente en última instancia quiere justicia.

“Tenemos que asegurarnos de que se haga justicia”, dijo el martes. “… Daunte Wright se lo merece”.

El fiscal del condado de Washington, Pete Orput, que está revisando el caso, dijo que espera anunciar los cargos contra Potter en días posteriores, aunque el martes se desconocía cuáles serán.

La actualización se produjo el martes, después de que el alcalde Elliott pidió al gobernador que el fiscal general de Minnesota revisara el caso.

John Stiles, portavoz de la oficina del fiscal general, dijo el martes que el fiscal general Keith Ellison tiene confianza en la revisión del caso por parte de Orput.

Orput dijo que la decisión de la acusación no se hará pública hasta que tenga la oportunidad de discutirla con la familia de Wright.

 

Antecedente de Wrigth

 

La policía detectó algunas infracciones al detectar a Wright debido a que junto a otro hombre habían sido acusados ​​de intento de robo con agravantes en primer grado en diciembre de 2019 por supuestamente intentar robar 820 dólares a una mujer a punta de pistola, según documentos del Tribunal de Distrito del Condado de Hennepin.

La pareja se había estrellado en la casa de la víctima en la ciudad de Osseo después de asistir a una fiesta allí; luego exigieron dinero a la mañana siguiente mientras mostraban un arma, dijeron las autoridades en documentos judiciales.

“Dame el maldito dinero, no estoy jugando”, le dijo Wright a la mujer, según los fiscales.

La víctima se negó y comenzó a gritar para que ambos hombres se fueran, según muestran los registros.

Los dos hombres finalmente abandonaron la casa sin dinero, según los documentos.

Más tarde, Wright fue arrestado en el caso y puesto en libertad con una fianza de 100 mil dólares. Pero violó las condiciones de su libertad bajo fianza en julio cuando no se mantuvo en contacto con el supervisor de la corte, dijeron los documentos.

About Author

Miguel Mejía

Nacido en la Ciudad de México tiene una trayectoria de 22 años como reportero en diversas fuentes informativas. Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de México. Colaborador de La Prensa de Houston desde noviembre de 2018, y además colabora en medios del estado de Guanajuato. Una de sus primeras coberturas para La Prensa de Houston fue la “Caravana migrante”.