Noticias Nacional

FUE MILITAR BOINA VERDE DE ÉLITE, HOY ES ACUSADO DE SER ESPÍA PARA LOS RUSOS

FUE MILITAR BOINA VERDE DE ÉLITE, HOY ES ACUSADO DE SER ESPÍA PARA LOS RUSOS

Washington.- Peter Rafael Dzibinski Debbins, exoficial de la unidad de élite de las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos, los Boinas Verdes, fue sentenciado a 15 años y medio de prisión acusado de espiar para Rusia.

De 46 años de edad, Dzibinski Debbins se había declarado culpable en noviembre de proporcionar información de seguridad nacional a agentes de inteligencia rusos.

Ahora, fue sentenciado a 188 meses de prisión por el juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Claude Hilton, del Distrito Este de Virginia.

“La sentencia de casi 16 años (…) refleja la seriedad de su conducta”, dijo el Secretario de Justicia Auxiliar John Demers en un comunicado.

“Debbins violó su juramento como oficial del Ejército de Estados Unidos, traicionó a las Fuerzas Especiales y puso en peligro la seguridad nacional de nuestro país”.

Según los fiscales, Debbins, nacido en Estados Unidos, fue reclutado por los rusos desde 1996, antes de que se uniera al ejército, pero después de varios viajes a Rusia, el país natal de su madre.

Debbins sirvió en unidades químicas del Ejército de los EE. UU. de 1998 a 2005 antes de unirse a las Fuerzas Especiales.

Según el Departamento de Justicia, los agentes de inteligencia rusos lo alentaron a seguir una carrera en las Fuerzas Especiales, donde alcanzó el rango de capitán.

“En el transcurso de la conspiración, Debbins proporcionó a los agentes de inteligencia rusos … información sobre sus unidades químicas y de las Fuerzas Especiales”, dijo el departamento.

“En 2008, después de dejar el servicio activo, Debbins reveló a los agentes de inteligencia rusos información clasificada sobre sus actividades anteriores mientras estaba desplegado con las Fuerzas Especiales”, dijo.

Debbins también proporcionó a los agentes de inteligencia rusos los nombres y la información sobre varios de sus antiguos miembros del equipo de las Fuerzas Especiales para que los agentes pudieran evaluar si debían acercarse a los miembros del equipo para ver si cooperaran con el servicio de inteligencia ruso”.

Según los fiscales, Debbins tenía su sede en Alemania y luego en Azerbaiyán con una autorización de seguridad de alto nivel.

El abogado de Debbins, David Benowitz, sostuvo que los daños causados fueron mínimos y que agentes rusos extorsionaron a Debbins con la amenaza de revelar su inclinación sexual por personas del mismo sexo en una época en la que regía en las fuerzas armadas la norma “Don’t Ask, Don’t Tell”. Fue una política que permitía a cualquier homosexual o bisexual permanecer en las fuerzas armadas estadounidenses siempre y cuando ocultara su orientación sexual o de lo contrario sería expulsado. La política fue derogada por el presidente Barack Obama en 2010.

En la audiencia del viernes, Debbins ofreció una suerte de disculpa. Destacó haber sido víctima del servicio de inteligencia ruso GRU y aseguró que ahora corre peligro de sufrir represalias por su confesión.

About Author

Miguel Mejía

Nacido en la Ciudad de México tiene una trayectoria de 22 años como reportero en diversas fuentes informativas. Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de México. Colaborador de La Prensa de Houston desde noviembre de 2018, y además colabora en medios del estado de Guanajuato. Una de sus primeras coberturas para La Prensa de Houston fue la “Caravana migrante”.