Home NoticiasLocales Las barreras que enfrentan los ucranianos para huir de la guerra

Las barreras que enfrentan los ucranianos para huir de la guerra

Por: Denis Gómez

by La Prensa de Houston

Entre los bombardeos y el peligro que existe en el país miles han tratado salir, pero para muchos irse no ha podido ser. Ucrania es un país bajo destrucción, donde la aflicción de los
refugiados y desplazados por esta abrumadora guerra solo dejan ver un panorama desolado y sin esperanza. Cientos de pérdidas humanas se suman a diario al conflicto entre Rusia y Ucrania. Mientras la fuerza de aviación Rusa había desempeñado un papel discreto, ahora ha lanzado sus devastadores bombardeos aéreos ocasionando más destrucción en diferentes ciudades de este país.

Según la ONU, cerca de 1.5 millones de personas han huido de esta guerra hacia países vecinos como Finlandia, Moldavia y Polonia en los últimos 10 días. Cifra que según, esta organización podría duplicarse en corto tiempo si la guerra continúa.

Alrededor del mundo miles de personas tratan de buscar ayuda para sacar a sus familiares de Ucrania, es el caso de Victoria Strickland, quien vive en Houston hace 30 años y lucha aho-
ra por sacar a su familia de esa guerra.

“Cuando estoy en el teléfono con ellos puedo escuchar su llanto y puedo percibir el miedo que están sintiendo al escuchar los bombardeos y los soldados gritando. También siento miedo
y estallo en llanto”, compartió con La Prensa de Houston.

“Tengo a mi madre de 84 años, mi sobrina y mi hermano quien tiene una discapacidad. Viven al sur de Ucrania en la ciudad de Mykolaiv. Tuvieron que abandonar la casa y ahora están en un refugio compartiendo con otras personas que tampoco saben a donde ir o qué hacer para salvar sus vidas”, agregó.

 

La madre de Victoria Strickland, junto con su
hermano con necesidades especiales
siguen sin poder salir de
Ucrania.

Desde que comenzó la guerra que muchos en el mundo han rechazado,para Strickland ha sido una pesadilla.

“Yo paso muchas noches sin poder dormir porque me siento impotente de no poder hacer nada y me despierto en las madrugadas a llamarlos porque pienso que les ha pasado algo malo”.

Aunque los aeropuertos están cerrados en Ucrania, las estaciones de autobuses y de trenes están operando de forma intermitente ya que las filas de espera para comprar un boleto oscilan entre 2 a 4 días a esto se suma la escasez de alimentos y servicios de primera necesidad.

“Cuando hablo con mi familia me cuentan que la comida está muy costosa, pero además que no se consiguen alimentos y la energía la quitan por varias horas, tampoco tienen agua y el gas está demasiado caro también”.

Esta situación empeora aún más cuando los ataques cibernéticos masivos se extienden por Ucrania, ya que tienen como objetivo la infraestructura nacional, provocando así cortes de energía y las redes de comunicaciones para que las personas no se puedan comunicar, ni muestren al mundo lo que están viviendo realmente.

Para el gobierno de Ucrania, los hombres son indispensables y no pueden salir del país a menos que puedan pagar la multa que oscila entre $3.000 y $9.000 dólares por persona.

Dinero que la familia de Victoria no tiene para poder salir de este país.

“Yo estoy tratando de reunir el dinero suficiente para poder trasladarlos al país de Moldavia, que está a 10
horas en tren, o 6 horas en bus, se que allá estarían a salvo y podré al menos descansar un poco de esta ansiedad y pensar más tranquilamente como puedo traerlos para que yo pueda cuidar de ellos”.

A Moldavia han llegado más de 230 mil personas desplazadas por esta guerra y el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo que la acogida de refugiados allí es una inspiración
para el mundo.

“Admiramos la generosidad, la hospitalidad, la voluntad de ser tan buenos amigos de las personas que están en apuros y, de hecho, quiero hacer todo lo posible para ayudarlos a lidiar con la carga que esto ha impuesto”.

Confirmando así, que Estados Unidos enviará ayuda económica a Moldavia para financiar la estadía de miles de inmigrantes que llegan a este país.

 

 

You may also like