Home NoticiasEditorial La violencia se apodera de Houston

La violencia se apodera de Houston

La ola de violencia sigue azotando la ciudad espacial y cada vez más familias se ven afectadas por situaciones trágicas.

by Domingo Banda
La Prensa de Houston - Editorial

La terrible noticia del balazo que recibió la niña Arlene Álvarez, cuando estaba en una camioneta junto con su familia. Este es tan solo uno de los más recientes incidentes que suceden en nuestra ciudad y que envuelve el uso de armas de fuego.

Las circunstancias en este caso son muy tristes, la familia de la menor solo vivían un día normal que terminó en una pesadilla que los perseguirá el resto de sus vidas.

En este caso no solo se trata de perder a un ser querido, sino de la forma que llevó a que esto ocurriera.

Este caso una vez más nos hace entrar en el debate de la facilidad con la que aquí en el estado de Texas se puede poseer un arma de fuego. De cómo los cambios en la ley permiten que los residentes puedan adquirirlas.

También, nos recuerda los tiempos extremadamente violentos que estamos viviendo en Houston y como la ola de crimen crece cada vez más y, tal vez, conforme pasen los meses sea más difícil de controlar.

Robos, asesinatos, tiroteos son parte de las estadísticas que crecen cada día, la policía reporta todos los días varios incidentes por medio de sus redes sociales, con esto además de informar a la comunidad de lo que sucede, a la vez es muestra sólida de que este tipo de situaciones no paran.

¿Quién debe hacer algo? Las autoridades reportan que hacen lo posible por garantizar la seguridad de la gente de Houston, pero que la comunidad debe estar alerta y unirse para acabar con el crimen.

Entonces, si nos unimos, tal vez podamos luchar contra estas estadísticas, pero nos topamos con pared cuando vemos que las armas de fuego están al alcance prácticamente de todos.

Recordemos el caso de la menor Ashanti Grant, también de 9 años que fue víctima de una bala a consecuencia de un incidente de furia al volante. Las autoridades aún buscan al sospechoso, pero esto demuestra que todos en la familia somos vulnerables a caer víctima de la violencia por armas de fuego.

¿Estamos todos expuestos a ser víctimas tan solo por salir a la calle? Por lo menos es lo que vemos todos estos días, ya no hay un área o un horario para sentirnos seguros.

Esto es a lo que tenemos que enfrentarnos día con día, es la realidad que se vive y que se tiene que afrontar, esperemos que las autoridades en todos los niveles reconozcan que estamos ante un verdadero problema, que quizás tome tiempo para que se encuentre una solución. Y que los oficiales electos no usen esto solo para una campaña política, que sean sensibles ante todas estas tragedias.

Mientras tanto hay que estar alerta a todo momento, cuidar de nosotros y de los que nos rodean y esperar que las tragedias como la ocurrida  a la familia Álvarez, no sigan pasando. Porque al final del día muere gente inocente, creando efectos en las familias y comunidades que quizás nunca se puedan superar.  

Lo que sí nos queda más claro que nunca, es que la inmensa ciudad de Houston, a la que muchos llamamos nuestra casa, ahora es presa del crimen que se extiende por sus vecindarios, no lo digo yo, lo dicen los números.

You may also like